El cáncer es una enfermedad compleja. Por eso, los médicos están contínuamente tratando de obtener más conocimiento sobre su funcionamiento y la mejor forma de tratarlo. El progreso en el tratamiento es el resultado de la investigación de procedimientos y drogas mediante estudios clínicos con el afán de desarrollar tratamientos más eficaces.

¿Qué es un estudio clínico?

Un estudio clínico es un estudio de investigación que evalúa un tratamiento nuevo. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que en la mayoría de los casos, el tratamiento nuevo bajo estudio ya ha demostrado el potencial de ser mejor que el tratamiento existente. No se trata de un experimento sin normativas; muchos estudios clínicos son pruebas para verificar en qué medida un tratamiento nuevo funciona mejor que una terapia ya existente. Las personas que participan en estudios clínicos son entre las primeras en recibir tratamientos nuevos, y son supervisadas rigurosamente por médicos y otros investigadores.

Consideraciones Médicas

Lo primero que necesita saber es si existe algún estudio clínico disponible para alguien que tenga su tipo y etapa de avance del cáncer. El mejor lugar para conseguir esta información es donde su oncólogo. Otro recurso útil es el Servicio de Información sobre el Cáncer administrado por el Instituto Nacional del Cáncer. Puede comunicarse con este servicio llamando al 1-800-4-CANCER o visitando el sitio Web www.cancer.gov/español.

Cuando encuentre un estudio clínico para su tipo de cáncer específico, es importante que entienda cuál es el tratamiento particular que se ofrece y en qué se diferencia al tratamiento estándar disponible para su cáncer. Esta información la puede encontrar en una copia de la declaración de consentimiento informado para dicho estudio clínico, la cual incluye una descripción completa del ensayo. La ley exige que usted reciba una copia de esta declaración antes de inscribirse en un estudio; la clínica o el hospital que dirige el estudio se la facilitará. Además, es necesario que obtenga información sobre efectos secundarios nuevos o posiblemente particulares del tratamiento nuevo.

Aspectos Pragmáticos

La discusión previa de preguntas e inquietudes pragmáticas puede ser de ayuda para que usted y su familia estén más preparados cuando consideren la opción de un estudio clínico. Muchos seguros médicos no incluyen la cobertura para tratamientos ofrecidos en un estudio clínico o incluso los gastos del médico tratante y del hospital. A pesar de que la clínica o el hospital que realiza el ensayo cubrirá el costo de cualquier droga nueva bajo estudio, quizá deba optar por el reembolso por parte de su compañía de seguros para la cobertura de otros gastos relacionados con el estudio. Su participación en el estudio puede implicar traslado a otra instalación médica, ciudad o estado y, algunas veces, puede ser necesario que cambie de médico o que trabaje con un grupo extenso de asistencia médica.

Consideraciones Emocionales

Inscribirse en un estudio clínico puede tener un efecto emocional en usted, su familia y sus seres queridos. Cualquier tratamiento nuevo puede generar preguntas e inquietudes, en particular, un tratamiento que aún esté bajo estudio. No obstante, tenga presente que los participantes de un estudio clínico reciben asistencia médica de mayor calidad y tienen acceso a los tratamientos más recientes. Lea con detenimiento el documento de consentimiento informado y luego comuníquese con alguien del personal del estudio clínico en caso de que tenga inquietudes en relación con la seguridad. La ley estipula que todo estudio clínico debe contar con garantías para proteger la salud médica y psicológica de los participantes, quienes siempre tienen el derecho de abandonar cualquier estudio clínico en cualquier momento.

Find More Publications

Browse by Diagnosis

Browse by Topic

Thumbnail of the PDF version of No le tema a los estudios clínicos

Download a PDF (102 KB) of this publication.

Esta hoja de datos es posible gracias al aporte de la Fundación Lance Armstrong, de fondos recaudados por el Tour de la Esperanza.

The information presented in this publication is provided for your general information only. It is not intended as medical advice and should not be relied upon as a substitute for consultations with qualified health professionals who are aware of your specific situation. We encourage you to take information and questions back to your individual health care provider as a way of creating a dialogue and partnership about your cancer and your treatment.