La quimioterapia es un tratamiento efectivo que emplea drogas para eliminar las células cancerosas. Un efecto secundario frecuente de este tratamiento son las náuseas y los vómitos. Las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia son muy desagradables, pero hay muchas maneras de lidiar con eso.

Se suponía que mi tratamiento era para ayudarme. ¿Por qué entonces siento tantas náuseas?

Aunque la quimioterapia elimina principalmente las células cancerosas, las células sanas también pueden sufrir daño. Tal es el caso de las células del sistema digestivo. Esa es la razón por la que usted puede sentir náuseas.

¿Con cuánta frecuencia voy a experimentar nauseas y vómitos?

Depende de su tratamiento, pero hay tres tipos de náuseas y vómitos:

  • Náuseas y vómitos algunos que empiezan entre pocos minutos y algunas horas después de la quimioterapia, y que generalmente terminan antes de 24 horas.
  • Náuseas y vómitos retardados que ocurren a más de 24 horas después de la quimioterapia y pueden continuar por algunos días.
  • Náuseas y vómitos anticipatorios que afectan a personas que han sufrido náuseas y vómitos severos en tratamientos previos. Éstas pueden ser desencadenadas por cosas que la persona asocia con la quimioterapia.

¿Puede el equipo de cuido de mi salud prevenir las náuseas y los vómitos?

Su doctor le prescribirá medicaciones para atenuar o prevenir los síntomas. La medicación más común es una combinación de la droga dexametasona (un tipo de esteroide) y un bloqueador de la serotonina. Los bloqueadores de la serotonina evitan que ésta envíe señales al cerebro para que se desencadenen náuseas.

Los bloqueadores de serotonina incluyen el Ondansetron (Zofran y otros), así como Palonosetron (Aloxi). Otra droga, aprepitant (Emend) puede añadirse a la combinación de dexametasona y un bloqueador de serotonina para proteger tanto contra la náusea aguda como la retardada, y también contra los vómitos. Emend también está disponible como inyección.

¿Cómo puedo confrontar las náuseas y vómitos?

Desarrolle un plan con su oncólogo para confrontar la náusea y los vómitos. Sea proactivo con su equipo de cuido de su salud. Recuerde que hay muchos medicamentos de prescripción que usted puede tomar antes, durante y después de su tratamiento de quimioterapia para reducirle su riesgo de vomitar.

Hoy por hoy, más personas que están recibiendo quimioterapia pueden esperar no sufrir náuseas o vómitos. El equipo de cuido de su salud le recomendará una combinación de medicamentos por prescripción o por venta libre, para minimizar las náuseas y los vómitos. Asegúrese de tener un plan con el equipo de cuido de su salud para confrontar cualquier náusea o vómito que usted pueda experimentar.

He aquí algunos pasos simples que usted puede seguir:

  • Evite comidas condimentadas que puedan causar náusea
  • Ingiera alimentos como galletas o pan tostado para entonar su estómago
  • Tome suficiente agua para permanecer bien hidratado
  • Cuando tenga náuseas o vomite con frecuencia, trate de sorber pequeñas cantidades de líquido o trocitos de hielo

¿Qué debo hacer si sigo sintiendo náuseas?

Contante inmediatamente al equipo de cuido de su salud. Ellos podrán ajustar o cambiar sus medicaciones, y le ofrecerán consejos adicionales que le ayudarán a manejar la náusea.

Find More Publications

Browse by Diagnosis

Browse by Topic

Thumbnail of the PDF version of Lidiando con las nauseas y vomitos inducidos por la quimioterapia

Download a PDF (61.1 KB) of this publication.

Esta hoja ha sido elaborada gracias a una ayuda educacional de Merck & Co., Inc.

The information presented in this publication is provided for your general information only. It is not intended as medical advice and should not be relied upon as a substitute for consultations with qualified health professionals who are aware of your specific situation. We encourage you to take information and questions back to your individual health care provider as a way of creating a dialogue and partnership about your cancer and your treatment.